Lights Magazine TV

Ser empático, la primera impresión

Por: Lights Magazine


Cuando vemos a alguien automáticamente nos formamos una imagen de esa persona. Un primer encuentro en una fiesta, en los negocios o con la familia, causamos una breve impresión psicológica y que logramos percibir ante el lenguaje corporal de los demás hacia nosotros.

La mayoría nos solemos preocupar por la primera impresión que causaremos, a veces es tanta que tenemos miedo en equivocarnos y lo terminamos haciendo inconscientemente.  Conocemos a alguien, le prestamos atención a los todos los detalles pero si esta persona no presta atención a lo que nosotros decimos, ¿cómo te sientes? O si por el contrario, presta atención a cada detalle, sin duda, conservarás la imagen de ese primer encuentro, no importando cómo sean los posteriores.

Solemos hacer prejuicios cuando estamos platicando por primera vez con esa persona porque si es tímida la tachamos de creída, o si no para de hablar, imaginaremos que es alguien con alta estima y egocéntrica.

¿Estarías con alguien como tú?

Hay personas que nos hacen sentir especiales y valorados, mientras que otras nos hacen sentir pésimo y hasta nos roban energía con su ánimo o comentarios. Todo encuentro desde la interacción con la cajera en el supermercado, si le ponemos gasolina al auto o vamos al banco, nos provoca sentimientos como el sentirnos aceptados o rechazados, pero lo importante es cómo te sientes contigo mismo.

Para causar una buena impresión debemos hacer sentir bien al otro, desde nuestra postura física al tono e intensidad de voz con la que nos expresamos. El cómo se sienten los demás acerca de sí mismos cuando están con nosotros es un punto olvidado, ya que la mayoría solemos centrarnos en nosotros y en sobresalir para que conozcan más de uno.

Nos sentimos bien con personas que tienen gustos similares a los nuestros, ahí formamos la empatía, (que puede ser un maravilloso don o un horrible ladrillo que cargamos), que es la que nos hace sentir cómodos y dejar el resentimiento a un lado en nuestras relaciones. Por ejemplo: estás viendo un noticiero donde se reencuentran unos hermanos después de 15 años de estar separados por la frontera y al ver el reencuentro y que lloran, también te genera un sentimiento a ti de felicidad compartida. Esto se desarrolla desde pequeños, viendo cómo fueron con nosotros y con los demás quienes nos educaron; si fue alguien agradecida y contenta, serás una persona optimista, pero si fue alguien depresivo, mirarás el lado negativo de la vida, que es lo que conoces. De esa manera reflejarás al mundo la falta de confianza o la fe que has recibido y sabrás prestar atención a tus sentimientos y a los de los demás.

La empatía hace que queramos pertenecer a un grupo e imitamos al grupo que queremos pertenecer, incluso cuando estamos en una plática entre amigos, solemos copiar inconscientemente las posees y gestos. Es muy importante desarrollar esta habilidad de ´´ponerse en el lugar de otro´´ y también hacérselo saber.

Empháteia, viene del término griego  – sentir afecto

Lights Magazine TV

Una revista para toda la familia. #IluminaTuMente

297 comentarios en “Ser empático, la primera impresión

Los comentarios están cerrados.