Esperanza diaria

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp


Por: Alma Delia González de Hernández

Te quiero hablar de un futuro lleno de esperanza.


Dios tiene planes de bendición para tu futuro. Él tiene esperanza para tu vida, pues conoce con qué facilidad pierdes la esperanza, te desalientas y deprimes. Eso sucede cuando te enfocas solo en el problema o necesidad; el mundo se derrumba, sientes que se viene abajo. Pero justo ahí es donde debes “alzar los ojos a los montes”, como dice la Palabra de Dios en el Salmo 121, porque Él es nuestro Socorro. Dice el Señor: “Yo sé los planes que tengo para ti, planes para tu bienestar y no para tu mal, a fin de darte un futuro lleno de esperanza. Yo, el Señor lo afirmo (Jeremías 29:11)”.

El profeta Jeremías vivió en una época muy difícil, pero su esperanza estaba puesta en las palabras que venían de Dios. Él sufrió tremendamente el rechazo de su familia y amigos por obedecer su llamado. La esperanza da resistencia a los golpes. Según los psicólogos, casi todos los sobrevivientes de los campos de concentración nazi se salvaron porque mantuvieron hasta el final la esperanza de ser liberados, no aceptaron el pensamiento de que era el final de sus días y se concentraron en la esperanza de ser liberados de ese tremendo infierno en el que vivían.

Mi amigo, piensa excelentemente sobre el futuro, siempre ten en mente que lo mejor está por venir. El salmista David expresó en uno de sus Salmos: “Y ahora Señor, ¿qué esperaré? Mi esperanza está en ti (Salmos 39:7)”.  Él dice que tiene todo planeado, lo sabio es integrarse al plan de Dios pues sus planes se cumplirán a aquellos que creen en Él. Esto no significa que todo lo que sucede en la Tierra es el perfecto y deseo plan de Dios, pero en la Biblia se enseña que cuando el hombre pecó, Dios ya tenía un plan para salvarnos y rescatarnos de la tristeza y soledad que nos embargaba. Cuando entregas tu vida a Jesús, puedes estar seguro en Él. Él ha dicho que nadie te puede arrebatar de su mano. Dios piensa en ti y tiene pensamientos de paz.

Shalom significa la Paz de Dios, estar seguro, estar bien, tener salud, prosperidad y tranquilidad. Es estar contento. Por eso, hoy declaro que nace la esperanza para tu vida. Dios quiere transformar nuestras vidas desde adentro hacia afuera para poder cumplir el propósito que tiene para nosotros. Él dice que nos hizo renacer para una esperanza viva, y para ello tienes que creer lo mejor para el futuro. Cuando desconfías de lo que el Señor dice, es como si anduvieras con el GPS apagado. Sin fe jamás encontrarás lo que Dios tiene para ti. Pídele al Señor que te de una visión de tu futuro. No debes de tener miedo, no vayas a que te echen las cartas, ¡no! Mejor declara bendición de tu futuro, no te enfoques en lo que te hace falta, más bien en lo que tienes.

“Dios está con nosotros y ¿quién contra nosotros? (Romanos 8:31)”. No te conformes, mereces siempre lo mejor. Hoy quiero bendecir tu vida y decirte que Dios tiene un futuro de victoria para ti. Para el creyente la esperanza es un don de Dios que une el pasado con el presente y el futuro para proporcionar un final feliz definitivo; aunque la enfermedad sea grave y al parecer incurable, y los problemas parezcan imposibles de resolver, no se debe perder la esperanza. No sé cuáles son las heridas que la vida te impuso, pero una cosa sí sé: si tomas firmemente la mano de Dios, esas heridas se transformarán en cicatrices, el dolor pasará, la batalla terminará. La esperanza existe, es poderosa, real y tiene un nombre: Jesucristo.

Te bendigo en el nombre de Jesús y te deseo lo mejor este año, el cual el Señor cumplirá su propósito en ti. Nos leemos pronto y que la paz de Dios sea para cada uno de ustedes. Shalom.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642

POLÍTICA DE PRIVACIDAD