Navidad en el Mundo

Cómo celebran Navidad en el mundo

Sin importar el país, estas fechas unen a la gente para celebrar la fiesta más esperada del año.

Por Nivia González

Llegó diciembre y con él las fiestas de fin de año. Baja la temperatura, las calles se llenan de luces, moños rojos y dorados. Los niños salen de vacaciones y pareciera que todo mundo está de buen humor. ¡Llegó la Navidad! Pero no en todas partes se celebra igual.

Aunque la navidad es una fiesta cristiana y católica, eso no impide que muchos países que no practican esas religiones la celebren. Cada uno la ha adoptado a su manera y eso es lo que hace a esta temporada tan especial.

México
Nuestro país es uno de los que se toma muy en serio estas fechas. Desde finales de noviembre se empiezan a ver en las ventanas árboles y luces navideñas y aunque tenemos una fuerte influencia de Estados Unidos con Santa Claus, los renos y villancicos, nuestras costumbres de origen español siguen vigentes.

El 16 de diciembre empiezan las posadas, fiestas en las que se recrea la peregrinación de María y José al buscar un lugar en el que ella pudiera dar luz a Jesús. Estas fiestas de origen mexicano se han expandido a Honduras, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua y Panamá y se celebran durante 9 días hasta el 24 de diciembre. Se cantan “letanías”, se rompen piñatas y se come colación.

Durante los días previos al 24 se prepara el menú de la cena de Nochebuena. Cada región en México tiene distintos platillos, pero predominan el bacalao, los romeritos, el pavo relleno de frutas secas y carne molida, el pozole, ensaladas navideñas de betabel, manzana o piña y alguna pasta. Por supuesto que no falta el ponche, una bebida tradicional hecha a base de jamaica, tamarindo y frutas como manzana, guayaba, caña, ciruela pasa y tejocote endulzada con piloncillo.

Algunas personas acuden a la iglesia horas antes de cenar e intercambiar regalos. Otros van a la “Misa de gallo”, de origen español, a media noche para celebrar el nacimiento de Jesús. El 25 no se trabaja y los niños despiertan con la ilusión de encontrar bajo el árbol un juguete que pidieron a Santa Claus o “al niño Dios”.

Brasil
En este país sudamericano también se celebra la navidad aunque con influencia portuguesa. A diferencia de México y otros países, la temperatura es calurosa, pues están en primavera. Sin embargo, esto no impide que pongan árbol navideño, adornen con botas, luces y coronas las puertas y que varios se vistan de Santa Claus para alegrar a los niños. Además, la buena temperatura se presta para que las celebraciones se lleven a cabo en las calles. Una de ellas es la puesta del “Arvore de Natal de Lagoa”, un árbol que mide 85 metros colocado en la mitad de la Laguna Rodrigo de Freitas.

En otras provincias brasileñas como Curitiba, se lleva a cabo el concurso de la decoración más espectacular, en la que participan miles de casas. También hay festivales de música y danza como el “Natal Luz” en Río Grande do Sul. Esta fiesta celebra la Navidad ¡durante 60 días! Por otro lado, la cena navideña tiene una gran influencia norteamericana y europea: comen pavo con jamón y frutos. Los niños esperan la llegada de Santa Claus el 25 de diciembre.

Japón
Ahora vayamos hasta el otro lado del mundo. Aunque Japón no es un país de religión cristiana o católica (la gran mayoría son budistas), han adaptado las celebraciones navideñas logrando la admiración de los turistas que visitan su país esas fechas.

Lo más espectacular son las decoraciones de las casas, tiendas y calles. Sin embargo, el 25 (que por cierto no es feriado), quitan toda decoración y ponen adornos para dar la bienvenida al año nuevo. A diferencia de Europa o América que la cena navideña suele ser familiar, en Japón es en pareja y van a restaurantes a cenar. Un dato curioso es que muchos van a Kentucky Fried Chicken por la “semejanza” con el pavo americano para cenar. Dada esta situación, el restaurante de comida rápida suele preparar un menú especial.

Uno de los postres navideños que sin duda vale la pena probar es el “Christmas Cake”. Éste es un pastel de nata y fresas muy importante para los japoneses, principalmente para las parejas y solo se come este día.

Francia
Pasar la Navidad en cualquier lugar de Europa es algo que todos deben hacer alguna vez en la vida. Las plazas y parques se llenan de “Christmas Markets” (Mercados navideños), en los que hay puestos de comida típica, regalos y “vin chaud” (vino caliente) que es vino tinto espaciado con naranja, clavo y otras hierbas, ¡delicioso!

En el caso de Francia, las fiestas empiezan desde el 6 de diciembre con la “Fête de Saint Nicolas”. En algunas provincias como 8 Lyon, el 8 de diciembre se celebra la “Fête de lumières” y se ponen velas en todas las ventanas de las casas para iluminar el paso de María en su peregrinación.

Los niños dejan sus zapatos frente a la chimenea para que Père Noël les deje algún regalo. También ponen árbol de navidad y el 24 cenan pollo, ganso, pavo relleno de frutas y nueces, pescado, ostras y un plato típico: boudin blanc. Por supuesto que la champaña y el vino tinto no pueden faltar. Al igual que en México y otros países europeos, a las 12 de la noche los más religiosos asisten a la iglesia a celebrar el nacimiento de Jesús.

Alemania
¡Mientras más frío y nieve caigan, más Navidad! Así como en Francia, la plaza principal se decora con un árbol gigante iluminado y alrededor se coloca el “Christmas Market”. Los mercados alemanes son los más antiguos de Europa y los más hermosos. El más famoso es Christkindlmarkt, en Nuremberg.

Los escaparates de las tiendas se adornan y si cae nieve, es un paisaje espectacular. En pueblos o ciudades pequeñas el 24 por la tarde todos los comercios cierran, incluso los restaurantes. Todos celebran la Nochebuena en casa reunidos con sus familias. Al día siguiente solo la iglesia está abierta.

Además del árbol, los alemanes ponen en sus casas las “Adventskranz” o coronas de adviento. La cena típica suele ser cordero, pato, pescado, salchicha blanca o ensalada de papas. De postre comen “Christstollen”, un pan relleno de frutas y nueces. Después de la cena, colocan los regalos debajo del árbol y los reparten. Una de sus costumbres más típicas es regalar a cada miembro de la familia un plato lleno de dulces y frutas. Los niños esperan la llegada de “Weihnachtsmann”.

Australia
¿Te imaginas pasar navidad en traje de baño? Pues así se celebra en Australia. Esta región del mundo está en pleno verano, por lo que vestirse de Santa Claus no es necesariamente una buena idea. Los australianos celebran Navidad preparando barbacoas en su jardín o en parques públicos y comiendo “TaimTams” (galletas de chocolate rellenas).

Anteriormente, los australianos preparaban una cena de pavo o asado de carne y pudín. En este pudín se escondía una moneda y quien la encontraba tendría un gran año de buena suerte. Esta tradición poco a poco ha sido reemplazada por los BBQ con amigos o familia.

Los australianos hacen muñecos de nieve pero con arena, los Santas se visten con shorts y suelen tomarse fotos en traje de baño y gorros de Santa. Algunos ponen nieve artificial en escaparates y las entradas de sus casas. En Melbourne miles de personas se reúnen en las calles con velitas a cantar villancicos el 24 y 25 de diciembre, mientras que en Sidney celebran en Bondi Beach el 25 y 26 con un árbol de Navidad gigante sobre la arena. ¡Una Navidad fuera de lo común!

158total visits,2visits today

Lights Magazine TV

Tu revista familiar para que sepas más. #IluminaTuMente

12 comentarios sobre “Navidad en el Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *