Cómo saber con qué vino acompañar las comidas

¿Qué vino elegir?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
¿Qué vino elegir? Aunque el maridaje de los vinos es cuestión de gustos, hay algunas reglas básicas que se pueden seguir para destacar los elementos tanto de la bebida como de la comida.

¿Qué vino elegir? Aunque el maridaje de los vinos es cuestión de gustos, hay algunas reglas básicas que se pueden seguir para destacar los elementos tanto de la bebida como de la comida.

Por: Nivia González Pastor

Maridar es el acto de seleccionar y unir los vinos con los alimentos de manera tal que, al degustarse juntos, ambos potencien sus características. Las opciones de maridaje son tantas como las diferentes uvas que hay, y son muchísimas. Es bien sabido que los platillos y los vinos se pueden complementar y que existen algunas reglas para ello, sin embargo, mucho depende de los gustos de los comensales, los ingredientes y la preparación de los alimentos. Por eso el maridaje es uno de los temas que más controversias genera alrededor del mundo de los sommeliers y la enología.

Suele decirse que los pescados siempre van acompañados de vino blanco y las carnes rojas de tinto, pero el saber maridar va mucho más allá. Para facilitar las cosas, te invitamos a seguir estos cinco puntos que podrán ayudarte a elegir qué uva es mejor para cada platillo.

Equilibrio

Los vinos se diferencian por “el peso” de cada uno. A la hora de buscar el equilibrio entre el peso del plato y el vino debemos intentar que ambos tengan un peso similar. De menor a mayor encontramos: tintos jóvenes, crianza, reserva y gran reserva, tanto para tintos como para blancos.

Te interesa: Vinos franceses

Conociendo tanto el equilibrio como la asociación, entonces podemos degustarlos así:

Asociación

Los platillos y el vino se deben complementar ya sea por color, temperatura, textura o sabor. Una ensalada irá bien con un vino blanco o rosado joven y fresco; mientras que un platillo lleno de sabores diferentes y pesados necesitará un tinto reserva o gran reserva. Un postre irá muy bien con un vino dulce o un oporto. ¿Qué vino elegir? Mira esta tabla:

Entrantes ligeros y ensaladasEspumosos y blancos jóvenes
Uvas: Sauvignon blanc, Pinot Grigio, Chardonnay
Entrantes, patésBlancos frescos
Uvas: Sauvignon blanc, Pinot Grigio, Chardonnay
Tintos jóvenes
Uvas: Pinot Noir, Bordeaux, Sangiovese
Pescados y mariscosBlancos más estructurados
Uvas: Sauvignon blanc, Pinot Grigio, Chardonnay
Tintos jóvenes
Uvas: Gamay/Beaujolais, Pinot Noir
Quesos suaves, verdurasBlancos jóvenes
Uvas: Sauvignon Blanc, Pinot Grigio, Chardonnay fresco, Chablis, Bordeaux Blanco, Moscato Rosado
Pescados azules y en guisos con salsasChampagne, Prosseco, Cava
Blancos secos
Uva: Chardonnay en barrica de madera
Carnes blancasBlancos de cuerpo medio o intensos
Uvas: Bordeaux Blanco, Chardonnay, Viognier Tintos afrutados livianos o de cuerpo medio Uvas: Gamay/Beaujolais, Pinot Noir, Sangiovese, Merlot, Malbec, Carménère
Carnes a las brasas, asados, quesos curados, guisos de carnes rojasTintos de crianza
Uvas: Rioja, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Bordeaux, Zinfandel, Tempranillo, Grenache
Caza, guisos con tiempos de cocción mayoresTintos de reserva y gran reserva
Uvas: Denominación de origen, Merlot, Syrah, Bordeaux, Pinotage, Nebbiolo, ensambles
PostresEspumosos
Vinos dulces
Uva: moscatel
ChocolatesTintos de reserva
Uvas: Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Bordeaux Oporto

Contraste

Para poder lograr que un vino potencialice los sabores de la comida, es importante que no opaquen a los ingredientes o que no acentúen la sensación de picor, por ejemplo. Un vino con alto contenido de alcohol al maridarse con un platillo muy picoso, como el mole, hará que se sienta más calor y la sensación de picor aumente alterando las papilas gustativas. Para los alimentos picosos un seco que de frescura siempre funcionará mejor. Siempre se debe compensar la complejidad o sencillez cuando se trata de saber qué vino elegir.

El orden de los factores sí altera el producto

En cuestión de vinos siempre será muy importante que el vino más ligero vaya primero y así sucesivamente hasta llegar al vino gran reserva. En una comida en la que se degustarán diferentes platillos se deberá acomodar cada vino dependiendo del tiempo (entrada, sopa, plato fuerte, postre). Así podrán descubrirse los diferentes sabores del vino sin que ninguno pierda sus características principales ni se opaquen entre sí.

¿Qué vino elegir? Confía en tu buen gusto

Decir que hay una regla sin excepciones en cuestión de vino sería mentir. El mejor vino es el que le gusta más a cada persona y depende de muchísimos factores tanto ambientales como personales. Aprender a maridar con los alimentos es un ejercicio subjetivo que requiere práctica y experiencia; a veces prueba y error. No tengas miedo de combinar y de tomar nota de cuáles son tus maridajes preferidos. Suele pensarse que se necesita un platillo espectacular para maridar con vino. Los buenos sommeliers te dirán que los tacos, un tamal, un sope o hasta un plato de frijoles sabe delicioso con una copa de vino. Otra recomendación es probar el vino solo, conocer a qué sabe, huele y poco a poco probar con qué te gusta más acompañarlo.

Te interesa: Cómo bajar de peso en 3 días

Siempre hay a quién preguntar

La tecnología juega ya un papel muy importante en cuanto a vinos. Hay muchas páginas y aplicaciones, como Vivino, que permiten leer la etiqueta de los vinos y arrojarte en cuestión de segundos opiniones de quienes lo han probado y recomendaciones de maridajes. Siempre hay, además, la posibilidad de leer la etiqueta para saber con qué platillo la casa vinícola recomienda su cosecha.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

- NUESTRA ÚLTIMA EDICIÓN -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642