Home Office

Beneficios (y otros no tanto) del home office

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

¿La nueva modalidad del home office es realmente una ventaja?

Por: Nivia González Pastor

A partir de la pandemia por el COVID-19 muchas cosas cambiaron, entre ellas la forma de trabajar. Primero por obedecer a las instituciones sanitarias y segundo por precaución, la mayoría de las empresas optaron por mandar a sus empleados a casa para protegerles del contagio. Al principio, lo que antes era un experimento alejado de la realidad se convirtió en un deseo cumplido para muchos. Lo que no sabían es que después de un mes estarían pidiendo regresar a su oficina.

La situación

De acuerdo con el estudio “El trabajador digital en 2019”, 61% de los empleados mexicanos confirmaron antes de la pandemia que sus empleadores no les permitían trabajar vía remota. Al empezar el confinamiento, no quedó otra opción más que mandar a casa a los trabajadores que no estuvieran en labores de primera necesidad. Sin embargo, la “luna de miel” de los primeros días se vio afectada ante la necesidad de contar con equipo en casa como silla ergonómica, soporte para la computadora y cámara web; saber usar las nuevas aplicaciones o contar con una buena conexión a internet.

En junio, Bumeran realizó una encuesta en México, Perú, Ecuador, Argentina, Panamá y Chile a personas que estaban trabajando desde casa. Estos fueron algunos de los resultados que se obtuvieron a favor y en contra del trabajo a distancia:

A favor o en contra del home office

Pros del home office

  • Más productividad
  • Ahorro de tiempo en transportación
  • Más tiempo para compartir con la familia
  • Mayor concentración

En contra

  • Más cantidad de horas trabajando
  • Obstáculos en la comunicación con sus compañeros y jefes
  • Falta de límites en horarios durante la mañana y la noche con compañeros y jefes
  • Problemas de conexión de internet que dificultan el trabajo
  • Organización familiar con clases a distancia de los hijos
  • Perder control sobre la información o compartir información sensible por medio de la red

Encontrar el balance

Hacer home office más que una oportunidad, desde marzo fue una imposición, que para muchos se alargará hasta el próximo año y, probablemente, para otros será la nueva realidad de aquí en adelante.

Sin embargo, sí es posible ser productivo y lograr las metas laborales sin morir en el intento.

Si eres jefe…

  • Identifica las herramientas tecnológicas que necesitan las personas que trabajan contigo.
  • Limita los mensajes y las horas en las que buscas a tu equipo. Evitar escribir fuera de horarios laborales, estar en casa no significa siempre estar disponible.
  • Describe y comunica las metas y objetivos que se esperan de cada miembro de tu equipo al terminar determinado tiempo. Siempre da retroalimentación.

Si no eres jefe (y aunque lo seas)

  • Establece límites y horarios. Desayuna, come y cena, si es posible, en otro lugar y lejos de la computadora.
  • Haz ejercicio, levántate cada 45 minutos de la mesa o escritorio.
  • Pide a tu trabajo lo necesario para trabajar si no cuentas con ello: silla, cámara web, etc.
  • Comunícate con tu equipo; pide retroalimentación, aclara dudas. La comunicación digital puede malinterpretarse, por eso siempre pregunta si algo no te queda claro.
El cerebro necesita de rutinas y el inconsciente acciona mejor cuando sigue procesos. Intenta seguir una rutina similar como si salieras a trabajar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

- NUESTRA ÚLTIMA EDICIÓN -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642