Superar las adversidades

Cómo vencer las adversidades practicando la fe

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Cuando llevas tiempo sin tener algún éxito o victoria, puedes sentirte solo y la tristeza invadirte. ¿Cómo vencer las adversidades practicando la fe?

Cuando llevas tiempo sin tener algún éxito o victoria, puedes sentirte solo y la tristeza invadirte. ¿Cómo vencer las adversidades practicando la fe?

Por: Alma Delia González

Muchas circunstancias nos hacen perder la fe y no es fácil sostenerla ante la adversidad. Algunos dicen: “Yo no tengo fe: no puedo creer”. Tratar de razonar las cosas no funciona, te hace infeliz. Solemos depositar nuestra fe en otros. Cuando queremos ir a un lugar, compramos el boleto, tomamos el avión y confiamos nuestra vida a la experiencia del piloto.

La fe consiste simplemente en confiar en Dios. No tiene nada de misterioso, es un acto sencillo de voluntad: o creemos o no en Él. Nosotros decidimos y no se trata de algo difícil, porque cuando decidimos creer en Él de forma absoluta, el poder sobrenatural entran a nuestra vida. Dentro de nosotros se produce un milagro: uno de los resultados prácticos de la fe es que hace fuertes a los débiles, deprimidos, ansiosos y tristes.

 “Apagaron llamas de fuego y escaparon de morir a filo de espada. Su debilidad se convirtió en fortaleza. Llegaron a ser poderosos en batalla e hicieron huir a ejércitos enteros.”

Hebreos 11:34

En otras palabras, estos héroes de la fe como lo son Job, Abraham, José, Daniel y muchos más, se volvieron invencibles y “sacaron fuerza de la debilidad”. Para vivir en la sala de la fe tenemos que hacer dos cosas muy sencillas, de acuerdo a al libro de Hebreos, Capítulo 11:

  1. Entreguemos todo a Cristo.
  2. Tenemos que creer que Jesús puede ayudarnos. Cuando creemos, abandonamos el pecado de la incredulidad, ya que pusimos los ojos en Jesús.

Hay un solo tipo de ser humano que puede agradar a Dios.
“Pero sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay y que es galardonador de los que le buscan”.

Hebreos 11:6

No es lo que hacemos para Dios, sino lo que Dios hace por nosotros lo que nos proporciona una vida de poder y fortaleza. Nuestro gran Dios nos permite desarrollar nuestra confianza en Él. Estamos en el tiempo de la gracia, debemos leer la Biblia, que es un libro hermoso. Si no sabes por dónde empezar, comienza leyendo los Salmos, los Proverbios y el Evangelio de Lucas. Ahí nos dice Dios cómo quiere que actuemos y las recompensas que tendremos.

Te interesa: cómo vencer la ansiedad

A veces surge la duda de si tenemos la salvación por medio de Cristo, pero si aceptaste a Jesús en tu vida y has fallado, Él nos permite regresar a sus brazos. Estamos a tiempo de seguir con la salvación y estar cerca de Dios. Cristo es quien proporciona salvación si creemos en Él.

Dios está actuando en nosotros por medio de la adversidad para que desarrollemos una Fe inquebrantable y mucha valentía. Hay algo que nunca decidiremos escoger y eso es la adversidad; esta no es opcional, porque vivimos en un mundo lleno de pecado y de maldad.

Escucha el podcast “Cómo vencer las adversidades”

La adversidad la podemos definir como un estado de sufrimiento, depresión, decepción y dificultad, la cual puede incluir problemas y enfermedades. Claro que haremos lo posible por evitar todo aquello que cause dolor- es parte de nuestra naturaleza humana-, pero al hacerlo nos perdemos de grandes bendiciones.

En este punto, la Biblia nos da muchos ejemplos de personas que enfrentaron adversidades y que descubrieron que la adversidad nos ayuda a desarrollar una actitud que honre a Dios a pesar del dolor que enfrentamos: un ejemplo de ello es Job.

Cómo vencer las adversidades con la fe de Job

¿Cuántos de nosotros podemos mantenernos firmes en tal prueba tan grande y aun conservar la fe en el señor como lo hizo Job?

Leemos que Dios elogiaba a Job como una persona virtuosa, perfecta y recta quien le temía a Dios y rechazaba el mal. Job tenía una gran fe en Dios: cuando perdió su ganado, su riqueza y lo más difícil, a sus hijos, no pecó con sus palabras culpándole, por el contrario, expresó lo siguiente: “Jehová dio, y Jehová quitó, sea el nombre de Jehová bendito” -Job 1:21. ¡Imagínate una fe y amor a Dios tan grande! Cuando sufrió de gran dolor, ocasionado por una sarna maligna, su esposa le dijo que renunciara a Dios y lo traicionara, pero en lugar de eso, él respondió:

10 Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.

¡Vale la pena imitar su fe!

La verdadera fe llega por experiencia en la vida, debemos creer que todas las cosas que tenemos son concedidas por Dios: así que Él puede dar y también quitar, eso es respetar su soberanía.

Si no tienes un verdadero conocimiento de Dios, tu fe será muy poca. Job persistió en conocerle, al final tenía una fe verdadera y recibió su aprobación y bendiciones.

Te invito que aun en estas pruebas que estamos viviendo globalmente, imitemos la FE de Job.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

- NUESTRA ÚLTIMA EDICIÓN -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642

POLÍTICA DE PRIVACIDAD