Échenme las Cartas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Por: Lights Magazine

Qué decisión tomar o cuál será nuestro futuro son preguntas normales que solemos hacer ante la incertidumbre sobre lo que vendrá y los acontecimientos importantes que tendrán lugar.

El pasado ya no interesa, el futuro se puede cambiar y con cierta certeza el resultado de las decisiones que tomamos si nos guiamos por algunas herramientas para obtener un mayor beneficio, como ser sensibles a lo que nos rodea.
Un ejemplo de ello es que ser buenos observadores de la naturaleza sirvió a los primeros chamanes, individuos con cierta sensibilidad a los fenómenos naturales. Esta sensibilidad la obtenían por medio de alucinógenos y realizaban conexiones con muertos o curaban a enfermos mediante elementos de la naturaleza, rituales que en algunas regiones de México aún forman parte de su cultura.

Antiguamente en el imperio romano, los adivinos sobresalían en la sociedad ya que se creía que podían hacer que las cosas pasaran para bien o para mal; eran intermediarios entre el solicitante y la divinidad, y gozaban de privilegios con el Imperio.
También existen los profetas o videntes, quienes dan una lectura de hechos pasados para analizar el presente con las posibilidades que puede haber y los que los escuchan adaptan e interpretan sus predicciones. De este modo, controlan el pensamiento popular.
Sin embargo, la adivinación es mal vista para la sociedad y para los científicos. A través de la historia se ha condenado a quienes practican lo oculto y lo desconocido. Para tener mayor credibilidad, los adivinos se basaban en las estrellas, la luna y el sol.
El intentar saber el futuro al tomar una posición que no nos corresponde, es además absurdo, ya que las predicciones no existen y si afirmamos que conocemos el futuro negamos la soberanía de Dios. Incluso, la Iglesia Católica se muestra en contra de los rosarios si estos se utilizan como amuletos de la buena suerte (Atelaia). Creer en la adivinación, las cartas y los videntes, quita la esperanza de que podemos construir nuestro futuro siendo libres de tomar cualquier decisión.

Aunque hay quienes toman las adivinaciones y predicciones como apoyo adicional para hacer el bien, los psicólogos afirman mediante estudios cómo es que la mente es capaz de manipular la psique humana para que los eventos sucedan. El dolor, la angustia, el miedo y la enfermedad hacen que busquemos un remedio no médico para aliviarnos, y es muy fácil encontrar a quien pueda apoyar para salir de este paso, siempre a cambio de un sacrificio económico, espiritual o físico.
Los seres humanos tenemos libertad de creencia, siempre y cuando no hagamos daño alguno. El destino está en nuestras manos, y no en quienes predicen el futuro como resultado de nuestras acciones.
Fact:
“Nació con buena estrella”, cuando pasa una estrella sobre alguien justo en el momento de su nacimiento. – Hay quienes ven con buenos ojos este comentario pero hay quienes también lo relacionan con un culto a los astros.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642

POLÍTICA DE PRIVACIDAD