Vive Soñando

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Por: Lights Magazine

Todos soñamos algo, pero no todos recordamos lo que soñamos por la mañana.

Básicamente cuando soñamos, recargamos nuestro cerebro para que funcione correctamente al día siguiente. Al soñar, nuestro cerebro sólo se queda con la información que requiere para consolidar la memoria; algunos neurólogos afirman que el soñar, no sólo el dormir, es una necesidad fisiológica para andar “bien pilas” al día siguiente. Sin embargo, de las cuatro etapas de sueño, sólo recordamos la última al amanecer. Este sueño dura aproximadamente una hora y media.
Lo que soñamos claramente representa lo que cada persona vive; desde sus miedos y sus deseos hasta sentir que quienes ya no están con nosotros en vida están en ese momento ahí. Es posible sentir su abrazo, recordar su olor y escuchar su voz.
Pero hay sueños que son muy comunes y repetitivos. Este es su significado.
– Persecuciones. Significa que hay un miedo que no se ha superado o existe ansiedad hacia un evento o situación.
– Quedarse chimuelo o se caen los dientes. Algunas personas suelen decir que eso significa la muerte de alguien cercano, pero “toca madera” y mejor quédate con la idea de que andas ansioso.
– Volar y llegar a un destino rápidamente: Probablemente acabas de superar una situación que te tenía preocupado.

Sueños premonitorios
Hay quienes tienen muy desarrollada el área extrasensorial, pero también otros afirman que todos alguna vez en la vida lo hemos tenido o tendremos para prepararnos antes de una situación; hay quienes no toman importancia a dichas advertencias.
Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, escribió un libro acerca de la interpretación de los sueños en el que deduce que los sueños son mensajes que surgen a través de deseos ocultos y reprimidos o situaciones por resolver que sucedieron o estarán próximas a suceder. Todo puede ser interpretado según su teoría, hasta los sueños más ilógicos. A esto lo llamó “deformación onírica”.

¡Qué miedo…!
– Abraham Lincoln antes de ser asesinado, soñó que entraba a la Casa Blanca y veía un ataúd. Al preguntar quién había muerto, le respondieron: “Han asesinado a nuestro presidente”. ¡Gluck!
– Napoleón Bonaparte soñó en dos ocasiones con un gato negro, lo que vaticinaba mala fortuna, y la tuvo al perder la batalla de Waterloo.
– Maria Antonieta contó el sueño en el que el sol rojo se elevaba encima de una columna y de repente caía; esto fue el fin de la monarquía francesa y ella murió guillotinada.
– Un obispo de los Balcanes soñó que abría un sobre con el sello imperial y avisaba sobre el asesinato del archiduque Fernando de Austria. El asesinato ocurrió al día después de soñarlo.

Un poco de historia
La interpretación de los sueños ha sido una práctica milenaria y hay registros escritos desde hace casi 4 mil años.
José “el Soñador”
Este personaje histórico es conocido por los sueños proféticos que tuvo. Al revelar dos de ellos, provocó que aumentara el odio de sus hermanos hacia él, quien ya era el preferido de su papá por haberlo tenido durante la vejez. La interpretación del primer sueño era que sus hermanos se inclinarían ante él, con el segundo, sucedía lo mismo pero ahora al referirse al sol y la luna, se interpretaba que también sus padres se inclinarían ante él. Al contarle a su padre sobre este sueño, fue reprendido. En la época de José se creía que cualquier sueño extraño podía ser un mensaje y se debía compartir para alertar a su comunidad. En efecto, después de que sus hermanos lo vendieron como esclavo y vivió una época difícil en la cárcel al ser acusado falsamente por la esposa del faraón, encontró gracia en la cárcel.
El faraón tuvo un sueño y ninguno de sus cercanos pudo interpretarlo, pero él recordó a José y le mandó llamar. Éste interpretó el sueño de “las siete vacas gordas y siete vacas flacas”. Así pudieron cosechar 7 años para proveer a su nación y durante los siguientes 7 años de sequías sus hermanos fueron a pedirle ayuda sin saber que era él. José fue “la mano derecha” del faraón y se convirtió en virrey de Egipto.
Génesis 37:7Reina-Valera 1960
7Resulta, pues, que estábamos atando gavillas en medio del campo, cuando sucedió que mi gavilla se levantó y también quedó enhiesta, y sucedió que las gavillas de ustedes procedieron a rodear mi gavilla y a inclinarse ante ella”
Génesis 37:8 Reina-Valera 1960
8 Le respondieron sus hermanos: ¿Reinarás tú sobre nosotros, o señorearás sobre nosotros? Y le aborrecieron aun más a causa de sus sueños y sus palabras.

Génesis 37:9 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
9 Soñó aun otro sueño, y lo contó a sus hermanos, diciendo: He aquí que he soñado otro sueño, y he aquí que el sol y la luna y once estrellas se inclinaban a mí.

Soñar esto era el mensaje que afirmaba que sería un hombre importante en Egipto, y se convirtió en la mano derecha del faraón al interpretar los sueños que tuvo.
Fact:
El soñar te ayuda a ser mejor persona, porque eso quiere decir que tuviste un sueño profundo y por lo tanto descansaste.
Así que, “¡a dormir!”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642

POLÍTICA DE PRIVACIDAD