La Actitud que te Hará Triunfar

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Por Alma Delia González de Hernández

Especialista en Teología Cristiana

 

LA ACTITUD QUE TE HARÁ TRIUNFAR EN LA VIDA

Si hay una escena triste es ver volver a un guerrero cuando ha perdido, en muchas ocasiones vemos esa escena: en matrimonios rotos, hijos heridos, finanzas destruidas, personas que renuncian a sus sueños, etc. Pero Dios desea restaurarnos y llevarnos al destino que Él nos ha preparado  a ser más que vencedores por medio de Cristo Jesús, y lo menciona en el libro de Romanos 8:37.

 

ANTE LAS DIFICULTADES Y LAS CRISIS debemos tener en cuenta la palabra de Dios.

 

¿Cómo lograremos triunfar en la vida?

Ante el inicio de este año, lo primero es reconocer que sin la ayuda de Dios no lo lograremos, aunque usted diga: “yo puedo solo no necesito de nadie para triunfar”. Nuestra sociedad sugiere  que somos triunfadores sólo cuando usted tiene aquello que desea y  cuando lo quiere. La Biblia nos enseña que usted triunfa no cuando usted consigue lo que quiere, sino en el momento en que lo cree.

 

Si estoy enfermo triunfo sobre la enfermedad, no en el momento en el que encuentro la sanidad, sino cuando confío en las promesas de Dios, que dicen que Él es mi sanador. ¡Qué hermoso pensamiento y tan pacificador!

 

Si me encuentro en pobreza o en problemas, gano en el momento en que creo en lo que Dios ha dicho acerca de mi situación económica, que Él va a proveer. Tú y yo somos más que vencedores en el momento en que ponemos nuestra fe en el hijo de Dios, y en lo que Él nos dice en su palabra: “Todo lo que es nacido de Dios vence al mundo y ésta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe” (1ª. De Juan 5:4).

 

La Biblia es un hermoso cofre de tesoros, y hay un tesoro que nos hará triunfar. En Proverbios 3:13-15 nos dice: “Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría, y que obtiene la inteligencia: porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata, y sus frutos más que el oro fino”. El rey Salomón tuvo una oportunidad que casi nadie tuvo.  Dios le iba a conceder cualquier cosa que pidiera, pero el deseo de Salomón no fueron las riquezas, ni poder, ni nada material, él sólo dijo: “dame sabiduría e inteligencia  para que pueda gobernar a un pueblo tan grande  como el tuyo, porque sin Tú ayuda nadie es  capaz de hacerlo” (2a Crónicas 1:10). Lo que para algunos esto no tiene sentido para Salomón fue lo mejor que pudo haber pedido. Todo sería distinto si en lugar de pedir que Dios prospere tu vida le pidiéramos sabiduría para tomar buenas decisiones.

 

Man pointing to the lateral

Así como a un bebé no se le puede dar muchas cosas porque no sabe cómo hacer uso de ellas, a veces no podemos recibir las bendiciones porque no sabemos cómo disfrutarlas, valorarlas y aplicarlas a nuestra vida: “El que esté falto de sabiduría, pídasela a Dios” (Santiago 1:5). Las bendiciones son necesarias pero la sabiduría te enseña a vivir, a tomar decisiones correctas, a actuar como se debe ante las situaciones de la vida. La sabiduría es la función que nos permite usar con eficacia los conocimientos y resolver los problemas de manera que produzcamos bendiciones y victoria. Si quieres vivir victorioso y tener realmente la bendición de Dios en tu vida empieza a poner en práctica lo que has oído de la palabra de Dios, simplemente no puedes vivir victoriosamente sin la salvación y las promesas de Dios. Recuerda que fuimos llamados a ser triunfadores. No es tu fuerza, ni tu capacidad, ni tus talentos, sino lo que Dios puede hacer a través de ti. Para caminar en esa victoria que Dios ha prometido Él espera una actitud de  obediencia  y de fe de parte de nosotros.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

- NUESTRA ÚLTIMA EDICIÓN -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642