La matanza de Tlatelolco

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

El 2 de octubre de 1968 es un día marcado en la historia de México, el cual nos muestra que en este país no se saben solucionar los problemas. Ese día se llevó a cabo una de las matanzas más recordadas por el país y por el mundo, ejecutando por el mismo gobierno mexicano.

 

Lo más triste es que no fue en contra del narcotráfico, sino en contra de estudiantes inconformes con la forma en que era manejado el país. Para muchos mexicanos lo que provocó este suceso fue la intolerancia y la incapacidad del presidente Gustavo Díaz Ordaz. Pero ¿cuáles fueron las razones del movimiento estudiantil?

 

Como ya se ha mencionado las manifestaciones fueron consecuencia del mal gobierno; la injusticias, la desigualdad, y la falta de libertad de expresión. Estas fueron algunas razones que hicieron a estudiantes, profesores, obreros y profesionales levantarse a exigir un cambio. El gobierno no quiso escuchar las protestas de la multitud y como solución al problema o para calmar la situación tomaron la peor decisión.

 

En la plaza de Tlatelolco se juntaron aproximadamente 50,000 estudiantes que fueron emprendidos por una emboscada del ejército, y con un disparo de bengala la matanza se dio por comenzada.

 

Los soldados tirotearon a los estudiantes, quienes trataban de huir de ellos. Al finalizar el ataque se reportó un saldo de 400 lesionados y más de mil heridos de gravedad.

Testigos afirman que se quemaron gran parte de los cadáveres y los afectados fueron llevados a hospitales militares para ocultar los hechos. Ya de noche, los bomberos y la policía se encargaron de lavar todas la huellas de sangre en aquella plaza, dejándola limpia para la mañana siguiente.

 

Sin haber todavía un reporte oficial de muertos y heridos, tampoco se sabe quién dio la orden de abrir fuego contra los estudiantes, por medio de investigaciones se asegura que fue el Comando Supremo de las Fuerzas Armadas, más sin embargo hasta la fecha no se ha podido demostrar.

 

Años después de la matanza, a muchos nos cuesta creer que los documentos de dicho evento en verdad hayan sido quemados o no aparecieran, aunque también puede que solo se quería ocultar la verdad. Desde entonces, cada 2 de octubre, en la plaza, padres de aquellos jóvenes estudiantes se manifiestan portando las fotos de sus hijos.

 

Tiempo después del atentado el gobierno dio una versión oficial de lo ocurrido para aquellos que no tenían en claro lo sucedido. La versión llenó de indignación a los familiares de los heridos y fallecidos, pues contaba que un grupo de terroristas había atacado a los soldados. Teniendo el PRI un gran control en mayor parte de los medios, había muy pocos reporteros que pudieran contar con material para contradecir dicha versión. Una trágica fecha que sigue viva, hiriendo la sensibilidad de los mexicanos que viven con la esperanza de que México sea un país mejor. A este tiempo, México quizás ya no es como antes, pero lo que si queda claro es que en México no se toma en cuenta mucho lo que la gente clama por justicia o dignidad y que no queremos que México se transforme en “tierra de nadie”. Donde el poder del más fuerte sigue teniendo la razón, tienes el poder mas no la razón.

 

Ficha técnica del suceso

  • El 1 de septiembre de ese año, el presidente Gustavo Díaz Ordaz hace una denuncia pública de un supuesto complot de boicotear los Juegos Olímpicos.
  • El movimiento estudiantil formado por estudiantes universitarios de la UNAM, Politécnico, Universidad Iberoamericana, La Salle y otros del interior del país convocaron un motín a la plaza de las 3 Culturas en Tlatelolco.
  • El 2 de octubre jóvenes, adultos, mujeres, ancianos y niños, fueron masacrados por las fuerzas públicas. La emboscada fue realizada por aproximadamente 1500 soldados armados con metralletas y rifles de alto poder.
  • Los jóvenes estudiantes se oponían a la conversación o simulación de un México democrático y al sistema de gobierno empezando por el PRI.
  • Lanzaban consignas como “pueblo abre los ojos”.
  • Este movimiento estudiantil fue de enorme desinterés político, ya que hablaban por mejor ideales que el sistema rechazaba.
  • El presidente Gustavo Díaz Ordaz en 1972 durante una visita en España, fue tajante y con un rostro adusto afirmó, “Yo soy el único responsable de esta lamentable calamidad”.

 

A pesar del horror de ese fatídico evento, gracias a los hechos ocurridos, las voces de estas personas por fin pudieron ser capaz de escucharse, por lo que en la actualidad se demuestra que los jóvenes pueden aportar mayor productividad, demostrando que nuestra juventud no está quieta, que puede ser más la inteligencia que la fuerza.

 

¡Tienen el poder mas no la razón!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642

POLÍTICA DE PRIVACIDAD