Conín, luego cristiano Fernando de Tapia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Una de las ciudades que mayor crecimiento tiene en el país es Santiago de Querétaro, ¿pero quién la fundó?

Conín fue un indígena otomí que nació alrededor de 1480 y vivió hasta 1571. Él se dedicaba al trueque de hilo de maguey, pieles, arcos y flechas con las tribus chichimecas y mexicas. Se dice que nació en Nopala, específicamente en el reino de Xilotepec, después de la llegada de los españoles fue convencido para convertirse al cristianismo, posteriormente fue bautizado con el nombre de Fernando de Tapia.

Según se tiene entendido los indígenas que ocupaban esa área, eran muy difíciles de convencer para convertirse al catolicismo, por ello el haber reclutado al gran Conín les sirvió para iniciar el sometimiento y evangelización de los indígenas de Andamaxei (lugar donde se juega a la pelota).

La historia del hoy estado de Querétaro tiene mucha riqueza, ya que anterior a la llegada de los españoles el gran Moctezuma en 1446 llamó “Tlaxco”, palabra que en náhuatl significa “en el lugar del juego de pelota”, en virtud de que su aspecto geográfico se parecía a una enorme cancha donde nuestros antiguos indígenas iniciaron la práctica de este deporte milenario.

Siendo el año de 1529, el encomendero español Don Hernando Pérez de Bocanegra llegó a este territorio para proponerle al indio Conín la fundación pacífica y civilizada de un pueblo que recibiría las bondades de la colonización.

Conín aceptó gustosamente el acuerdo y después se le nombró a este fértil territorio con el nombre de “Queréndaro” o “lugar de peñas donde se juega a la pelota”, debido a que esta palabra provenía de los indígenas purépechas que acompañaban al ilustre visitante español de escasos 25 años de edad.

Después, ese vocablo se transformó en “Querétaro”, para mayor comodidad en su pronunciación, quedando hasta nuestros días de esa manera.

Don Hernando y Conín procedieron a la evangelización del territorio construyendo la hoy Iglesia Chiquita de La Cañada.

Conín fue el gran líder de su época, un hombre que gobernó con paciencia y sabiduría la situación crítica del choque entre mexicanos y españoles de su tiempo. Fue nombrado por la Real Audiencia de México como Capitán General de Chichimecas y después Primer Gobernador Vitalicio, buscando el mejor bienestar para el mayor número de personas.

Logró elevar el progreso del Querétaro colonial construyendo iglesias y hospitales, haciendo ríos y puentes, calles y campos de siembra.

El monumento a Conín se inauguró en el año de 1985 y se ha identificado como el mirador que distingue la llegada a la zona central del país en el próspero Estado de Querétaro. Aunque como en todo, hay quienes están en contra de la posición que tiene esta estatua, ya que le da la espalda a la ciudad, pero en realidad le está dando la bienvenida a los visitantes, que fue lo que Conín representó en su momento.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642

POLÍTICA DE PRIVACIDAD