YOUR WISH IS MY COMMAND with the law of attraction

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Cuántas veces hemos escuchado: “cuidado con lo que deseas”?

Aunque parezca superstición, existe una Ley Cósmica que convierte en realidad aquello que deseamos con todo nuestro corazón. En la última década se ha difundido un conocimiento ancestral que permanecía oculto para el común denominador de las personas. Esa sabiduría oculta llamada Ley de Atracción, la cual no es un término mágico de la Nueva Era, ni tampoco una fantasía, es una Ley de la Naturaleza que responde a donde fijas tu atención.

Así es. Por eso, debemos tener mucho cuidado en fijar nuestros pensamientos en aquello que realmente queremos. Muchas veces nos ha sucedido que estamos pensando en alguna persona y de pronto nos entra un mensaje o una llamada de él o ella ¿no es así?.  O llega lo que estábamos esperando para solucionar algún problema y decimos: “qué coincidencia, me cae como anillo al dedo”.

Pensamos que es producto de la buena suerte, pero en realidad, Dios, el Universo, el Cosmos o como prefieras llamarle, respondió a tus peticiones porque las hiciste con intención, desde lo más profundo de tu corazón.

Loiser Micheal, define la ley de atracción así:

Atraigo a mi vida a lo que yo doy mi atención, mi energía y mi enfoque, ya sea positivo o negativo.

Por eso las abuelas, con su infinita sabiduría nos dicen “Cuidado con lo que deseas”, pues esta Ley no tiene sentimientos ni prejuicios, sólo cumple tus deseos como el genio de la lámpara de Aladino. Si piensas en positivo con buena vibra, lo positivo irremediablemente llegará a tu vida. Pero si sólo ves el lado oscuro, la Ley de correspondencia dirá: “tus deseos son órdenes”, por lo tanto, no esperes buenos resultados.

La Ley de Atracción responde a la vibración que estamos emitiendo, ya sea positiva o negativa, dándonos más en lo que estamos vibrando.

Muchas veces, por citar un ejemplo, nos quejamos de escasez económica repitiendo constantemente; “no tengo dinero”, “soy pobre”, “qué miseria”; o en las relaciones amorosas decimos: “tengo mala suerte en el amor”, “todos los hombres son iguales”, entonces la Ley que sólo está al pendiente de nuestros deseos, nos proporciona las situaciones que nos darán más de aquello que tanto hablamos y afirmamos con vehemencia.  Es por eso que debemos enfocar nuestra atención en lo que queremos y dejar en el olvido aquello que no deseamos en nuestra vida.

Para saber qué vibración enviamos, simplemente echemos un vistazo a las situaciones que estamos viviendo en cualquier área de nuestra vida, ellas, infaliblemente nos darán la respuesta. Si te gusta lo que vives tu vibración es positiva, si no, es momento de cambiar tus pensamientos.

Pero ¿qué hacer para accionar en positivo la Ley de Atracción?

Los estudiosos del tema aseguran que son tres los puntos clave:

Identificar nuestro deseo.

Sentir que ya lo tenemos materializado.

Permitirnos recibirlo agradeciendo con el corazón a la fuente infinita de la abundancia, a Dios en acción, aún si todavía no lo vemos realizado en nuestra vida.

Como lo dicen Esther y Jerry Hicks en su famoso libro “El Vortice”:

cosas que deseas como en cosas que no deseas, estás enviando una «petición» para atraer más cosas similares al objeto de tu pensamiento. Y todo lo que te sucede —las personas, las cosas, las experiencias y las situaciones que se te presentan— son una respuesta a tu invitación Vibratoria.

Es importante que mantengas en secreto aquello que estás esperando se manifieste. Cuando compartimos nuestros problemas, estamos tratando de liberar la energía que nos afecta, es por eso que nos sentimos bien después de compartir algo que nos enfada o nos molesta, pues la energía se propaga aliviando la carga que nos presiona.

De igual forma, la energía que ponemos en querer manifestar algo se escapa cuando hablamos de lo que estamos intentando que se presente en nuestra vida, ocasionando que se tarde la manifestación de nuestros deseos o simplemente se anule. Por lo tanto, mantén en privado aquello que tu corazón anhela y con paciencia y visualización constante, lo verás revelado en tu vida.

Wayne W. Dyer   en su libro “Construye tu Destino”, menciona al respecto: 

para poder utilizar esta energía extraordinaria en el proceso de la cocreación, tiene que seguir siendo tuya y sólo tuya. Si hablas a otra persona sobre ella, la energía disminuye. Se desplaza entonces hacia el interés por la buena opinión del otro. Esta energía superior, que es infinita, tiene que crear sus propios vehículos para la manifestación, y lo hará en la intimidad.

Recuerda siempre esto:

Tú eres un ser creado a imagen y semejanza de Dios, por lo tanto, eres parte de su naturaleza que es amor, abundancia, sabiduría, belleza, en una palabra, eres una creación divina, y todas las maravillas del Reino de Dios te pertenecen. Cualquier cosa que desees manifestar en tu vida está a tu alcance, ya sea salud, amor, abundancia económica, excelentes relaciones interpersonales, trabajo, paz; sólo debes pedirlo desde lo más profundo de tu corazón y creer que ya está hecho.

¡ Namasté !

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642

POLÍTICA DE PRIVACIDAD