El libro de los Proverbios

El libro de los Proverbios

Facebook
Twitter
WhatsApp
En el Cercano Oriente antiguo, los sabios coleccionaban la sabiduría aceptada de su nación para instruir a los jóvenes.


En el Cercano Oriente antiguo, los sabios coleccionaban la sabiduría aceptada de su nación para instruir a los jóvenes que iban a dedicarse a las profesiones. Conoce más de El libro de los Proverbios.

Por: Edelmiro González, Doctor en teología cristiana y filosofía

Estos dichos sabios, condensados a partir de la observación de la vida y las realidades de la experiencia humana, se convirtieron en el texto para las futuras generaciones. Sin embargo, el libro de Proverbios declara que su autor principal es el rey Salomón (1:1) y que su inspiración es del Señor.

“Porque el Señor da sabiduría, de su boca vienen el conocimiento y la inteligencia” (2:6). 

El libro requiere fe en el Señor, no en la experiencia humana.

“Confía en el Señor con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento” (3:5). “No seas sabio a tus propios ojos, teme al Señor y apártate del mal” (3:7). 

El libro de Proverbios es contundente al atribuir la sabiduría única y directamente al Señor. El mensaje central del libro es que la verdadera sabiduría está basada en nuestra relación con Dios: no podemos tener una sabiduría verdadera si no tenemos una relación viva con el Señor.

El libro de los Proverbios

Por tanto, los proverbios en este libro son más que puro sentido común o buenos consejos; ellos nos enseñan no solo la relación entre nuestras obras y nuestro destino, sino también la forma en la que podemos crear una comunidad pacífica y próspera bajo el Señor, quien es la fuente de la verdadera sabiduría.

Al mismo tiempo, estos dichos cortos y concisos que llamamos proverbios son generalizaciones acerca de la vida, no promesas dadas en partes pequeñas. Dios trabaja por medio de ellos para guiar nuestro pensamiento, pero debemos ser cuidadosos al interpretarlos. Se debe ser sensible al contexto más amplio no solo de todo el libro, pero de toda la revelación divina.

El libro de Proverbios es atemporal, pero su aplicación debe adaptarse a cada época. Los proverbios son referentes en el desarrollo lento de la virtud y se requiere un tiempo largo para entenderlos.

“El sabio oirá y crecerá en conocimiento, y el inteligente adquirirá habilidad, para entender proverbio y metáfora, las palabras de los sabios y sus enigmas”

(1:5-6)

El resultado final es una sola obra de dichos, consejos, instrucciones y advertencias, estructurada como un manual para jóvenes que comienzan sus vidas laborales, y personas de todas las edades a quienes les presenta el reto de buscar la sabiduría del Señor (1:2-7).

Una práctica que muchas personas encuentran útil es hacer una oración para conocer más de Dios y su sabiduría y leer un capítulo por día, correspondiente al día del mes (Proverbios tiene 31 capítulos). Conocer a Cristo es conocer la sabiduría de Dios (Jn. 17:3; Col. 2:3).

Oración – El libro de los Proverbios

Padre celestial, te doy gracias por amarme tanto y darme a conocer tu sabiduría a través de Cristo Jesús y su santa palabra. Señor Jesucristo, te pido que perdones mis pecados y que me hagas nueva criatura. Te invito a que entres a mi corazón y me enseñes la sabiduría de lo alto. Gracias Señor porque tu palabra dice que el principio de la sabiduría es el temor del Señor (1:7).

Te interesa: El éxito en la vida con la palabra de Dios

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

- NUESTRA ÚLTIMA EDICIÓN -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

[instagram-feed num=9 cols=3]

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642