¿Por qué nos atrae la comida chatarra?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Por: Diana Lara Ortiz

Maestría en Nutrición

 

La atracción se debe a tres razones: social, cultural y biológica.

Los alimentos ultra-procesados, mejor conocidos como comida chatarra, son los comestibles favoritos de la gran mayoría. Pero, ¿a qué se debe esta preferencia? ¿Existe alguna razón natural para que el organismo los elija o es algo psicológico?

Los alimentos ultra-procesados son aquellos que han sido modificados en su contenido nutricional y son altos en grasa, contienen azúcares de fácil y rápida absorción, un gran contenido de sodio y son bajos en fibra.

Sí existe una razón biológica para querer comerlos todo el tiempo, y es que este tipo de alimentos nos dan un efecto placentero. “Nos ayudan a inducir la producción de dopamina, sustancia producida en el cerebro que nos brinda una sensación de bienestar y saciedad, y por esta razón, regularmente los consumimos cuando tenemos ansiedad, enojo o estrés”.

La razón social es que estos alimentos tienen estrategias de persuasión para ser consumidos. Además, Se crean de forma fácil de consumir, saben rico, tienen una presentación visualmente agradable y buena consistencia.

En cuanto a la razón cultural, se convierten en un modo de vida. Por ejemplo, cuando una familia tiene la costumbre de tomar todos los días el mismo refresco éste no puede faltar en su mesa.

¿Qué hacer para comerlos sin morir en el intento?

Cabe mencionar que los alimentos ultra-procesados de manera ocasional y en raciones pequeñas no afectan la salud, pero si se consumen en exceso resultan muy dañinos.

Aunque no lo creas, el mejor combustible para que el cerebro pueda trabajar de manera óptima es la glucosa. Por ello, una buena nutrición es indispensable para mantener los niveles adecuados de esta sustancia en una persona y para controlar mejor los niveles de un paciente diabético.

Los ancianos, sobre todo, tienen que estar bien nutridos y más aún si son diabéticos: no pueden dejar de comer. En lo que corresponde a niños y jóvenes, si dejan de comer de manera adecuada tendrán en principio consecuencias gástricas, porque el cerebro va a consumir todo lo que el cuerpo le dé.

Mediante una adecuada nutrición podemos reforzar nuestro sistema inmunológico, que es indispensable para mantenernos sanos. Por medio de los alimentos aportamos todos los nutrientes que nuestro organismo necesita para vivir lo más sano posible.

Existen diferentes terapias para coadyuvar a una intervención eficaz y eficiente cuando nuestro cuerpo se encuentra en desequilibrio. Las hay desde las ancestrales que consisten en infusiones de plantas y alimentos orgánicos hasta los actuales suplementos alimenticios. También podemos recurrir a la ciencia médica; dentro de sus más novedosos tratamientos se encuentran las cirugías o la terapia génica anti obesidad.

En cuanto a las dietas, dentro de esta basta área nos encontramos con la crono nutrición y diferentes alternativas de integración de alimentos mediante algunas formulas elaboradas de acuerdo a las necesidades de cada persona. No podemos olvidar que también es necesario tener en cuenta las aportaciones de la psicología relacionada a la nutrición y estilo de vida saludable, además del ejercicio y manejo de estrés. Todo esto en conjunto nos llevará exitosamente a una mejor calidad de vida.

Recordemos que sentimos en el cuerpo, pero también en nuestras emociones y pensamientos. Por eso es de gran importancia atender las necesidades que nos afectan;  nuestro cuerpo es una creación compleja a nuestro entendimiento, pero para la sabia naturaleza es una máquina perfecta y es responsabilidad de cada uno mantener en buenas condiciones todo nuestro ser valorando la vida y la de quien nos rodea.

 

 

 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642

POLÍTICA DE PRIVACIDAD