Mal Del Puerco

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

¿A quién no le ha pasado que después de comer tiene unas ansias casi incontrolables dormir un rato? es allí cuando decimos que nos dio el “mal del puerco”.

¿QUÉ ES?

Su nombre correcto es Somnolencia Postprandial o Marea Alcalina y se entiende como una sensación de pesadez causada por el proceso digestivo.

CAUSAS

Como ya debes de haberte dado cuenta, es resultado de la ingesta excesiva de grasas, carbohidratos y azucares. Las grasas en exceso estimulan la creación de colescitoquinina, una hormona que degrada las grasas en la sangre. Los azucares y carbohidratos necesitan de la insulina para procesarlos, mientras más insulina, más triptófano, que es un aminoácido esencial de las proteínas. Esta última se transforma en  melatonina, que es la que causa el sueño.

CÓMO EVITARLO

Para que ya no pases por la vergüenza de quedarte dormido en el trabajo o en la fiesta de fin de año, sigue estos consejos:

Come proteínas: Cambia las carnes por pollo, pescado o res.

Desayuna: Prefiere un desayuno abundante antes que saltártelo, de no ingerir alimentos antes de tu hora de descanso, no solo afecta tu rendimiento laboral, sino que el hambre contenida te hará comer más de la cuenta.

Aléjate de la comida rápida: En su mayoría este tipo de comida es

grasa y azúcar.

Come varias veces: Los nutricionistas recomiendan comer de 5 a 6 veces al día, porciones pequeñas, de esta forma nuestro metabolismo siempre se encuentra activo.

Té: Está demostrado que una taza de  manzanilla, te de limón, menta o hinojo evitan males gastrointestinales y mejoran la digestión.

Toma agua: Te mantendrá despierto, pues recuperarás los electrolitos en sangre que perdiste durante la digestión.

Aléjate del café: El café funciona para mantenerte despierto. Pero hay que recordar que después de un periodo de tiempo, deja de surtir efecto.

Menos de todo, azúcar, grasa y comida: Triste pero cierto, evita los alimentos fritos, empanizados, capeados, etc. En cambio opta por aquellos que sean asados, a la plancha, vapor o empapelados. Toma aguas naturales y

no pidas porciones muy grandes.

Ve despacio: Disfruta cada bocado, de esta forma la digestión se vuelve

lenta.

Come frutas y verduras: Ayuda a reducir el ácido clorhídrico del estómago.

No bebas alcohol: Aún si es sólo una cervecera y piensas “¿qué mal puede hacer?” recuerda que no sólo es la cerveza, sino la comida en exceso que estas consumiendo.

Camina: Si no pudiste evitarlo y comiste en exceso entonces lo que debes hacer es caminar, mínimo 15 minutos.

Duerme: Siempre dicen que “si no puedes contra el, únete a el”. Si vas a dormir procura hacerlo sentado o reclinado, si te acuestas interferirás con el proceso digestivo. Asegúrate que sea una siesta de alrededor de 20 minutos.

Habla: Te mantendrá entretenido

hasta que el mal del puerco pase.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642

POLÍTICA DE PRIVACIDAD