Los Tamales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

¡Apúrate Martina!, si no, no terminamos a tiempo. -Trae el papel picado y acomódalo para que tape bien los cajones del altar.

Si, má. Aquí están las veladoras y las fotos que me dijo.

Coloca las fotos en la parte de arriba. Abajo pon una veladora para cada una; también coloca las flores en un vaso con agua.

¡YA SALIERON LOS TAMALES! – Gritó Luz a su mamá Juanita, la que se veía muy presionada por el tiempo, pues invitó a varias personas a rezar el rosario, dedicado a los fieles difuntos, en especial a su esposo, que había muerto hacía un año y a su compadre que falleció un mes después.

¡MARTINA! pon dos platos con tamales en el altar, los otros en la mesa para los que vengan al rosario.

La muchacha tomó los platos, los llenó de tamales colocándolos junto a las fotos de su papá y padrino respectivamente y salió del cuarto para seguir ayudando a su mamá en todo lo que faltaba. Al poco rato regresó para encender las veladoras y vio que un señor se estaba comiendo los tamales. Molesta se le acercó

diciendo:

¡Oiga, no se coma esos tamales! Allá en la mesa están los que van a cenar todos.

-¿Por qué no quieres que me los coma? Si los pusiste para mí, son míos.

En ese momento Martina se dio cuenta que era su padrino, quien comía los tamales.

FIN

POR GRACIELA GONZÁLEZ

ESCRITORA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642

POLÍTICA DE PRIVACIDAD