You gotta work, work, work

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Por: Lights Magazine

Te das cuenta que el reclutador observa tus movimientos y no te puedes detener. Empiezas a mover los pies a los lados, como si estuvieras bailando, y tus manos no dejan de sudar, de pronto te preguntas si tienes algo que hacer en esa empresa, ¿qué es lo que puedo ofrecer?

Hello and Goodbye:

De las cosas más incómodas que puedes hacer es llegar y abrazar al reclutador como si lo conocieras de toda la vida o darle un apretón de manos tan fuerte que le dejes las manos enrojecidas, porque ya haces sentir incómodo al reclutador, lo mismo para la despedida, (tal vez no te llamen).

Cuida tu lenguaje corporal:

Lo mejor es tomar una posición de media a relajada, pero con tu espalda recta y ligeramente hacia adelante, mostrando interés en lo que dice el reclutador.

Nervios out of control:

Como lo comentamos en un principio, es muy importante que no se te noten los nervios, porque  verán qué tan confiable es dejar que resuelvas un asunto en la empresa.

No escondas las manos:

Si las empiezas a apretar por el nervio o porque te dio la sensación de “hormigueo”, tranquilo, mejor pon tus manos a la vista del entrevistador y así te verán como una persona abierta y confiable.

El contacto visual:

Algo que es muy molesto es que empieces a ver fijamente al entrevistador, queriendo parecer seguro, pero en realidad puedes “lanzar una mirada que mata”, así que ten cuidado del contacto visual que hagas, asegúrate que vaya acompañado de un buen gesto o sonrisa.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642

POLÍTICA DE PRIVACIDAD