Procrastinación

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Por: Lights Magazine

El solo hecho de tratar de pronunciar la palabra procrastinar nos fue muy difícil ¡parecía trabalenguas!, hasta batallábamos para hacer la conjugación, pero ¿cuántas veces no lo hemos hecho?’

Sabías que este comportamiento de dejar las obligaciones para después se llega a convertir en un trastorno que hasta atención psicológica se puede llegar a requerir.

Eso es dejar las cosas para después porque no te sientes lo suficientemente bien para hacerlas y las interrumpes para hacer otras cosas más ligeras, menos comprometedoras y sencillas.

Hay tres tipos de procrastinación, la más común es la evasión y esta va relacionada con la autoestima, en la que sientes que no eres lo suficientemente bueno para hacer las cosas, que aunque las hagas las vas a entregar mal o te las va a regresar el profe o el jefe. En algún momento vas a tener que realizarlas y luego te sentirás peor porque sabrás que las hiciste muy bien y que solo dejaste pasar tiempo. Entonces eso no está chido. Ni tengas miedo.

La de activación, cuando la estuviste dejando ¨para después¨ hasta que no hubo más opción y terminarás realizándola, y ¿les cuento algo? Esto es más común en el área de las maestrías. ¡Sí! Aunque no lo crean, el dejar las cosas para después, porque sientes que ya tomaste todas las materias y solo te falta entregar la tesis y te parece que es algo tan difícil y unos opinan que hasta una pérdida de tiempo el realizar la tesis porque te dan una carta pasante o un kárdex, pero no debes dejar todo el esfuerzo económico y que le echaste coco para perderlo después.

La última es la indecisión; el no estar seguros de lo que vamos a realizar y estar pensando si debemos o no hasta el punto de afectar nuestra rutina y la de los demás, pues eso no más no debe ocurrir.

Lo que hacemos muchas veces es cambiar las cosas importantes por otras más placenteras. Por ejemplo: los niños con las tareas, prefieren jugar en la Tablet, etc, y los adultos en lugar de limpiar la casa preferimos salir con los amigos o ver la televisión.

Te comparto unos tips que harán que no seas ¨procrastinoso¨

  • Lo que sabes que tienes que hacer y que te ocuparán 10 minutos, hazlo, antes de acostarte o hacer otras cosas, de verdad, sólo ANÍMATE, ¨el calcetín no se levantará solo¨ jajaja.
  • Da un pequeño paso a la vez, es decir, no lo pienses y tiende tu cama, al hacer esto, ya te pondrás a levantar la ropa luego limpiarás los muebles, etc.
  • El tiempo es muyyy importante, así que puedes aprender a escribir lo que haces en el día y el tiempo que le dedicaste a cada actividad.
  • A veces hay que abandonar. Esto es cuando ya no hay interés ni recompensa por la actividad que habías estado posponiendo. A veces nos equivocamos en lo que elegimos empezar.
  • Hazlo público. Coméntalo con tu familia y amigos para que sientas la presión de hacer las cosas y sabes que si no las haces, quedarás mal.
  • Si no quieres empezar porque sientes que te falta un cuaderno bonito, una pluma nice o una laptop nueva, pues anímate y cómprala…puedo que eso te funcione
  • Haz una lista de tareas cortas, entre más larga sea la lista, menos le pondrás atención.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642

POLÍTICA DE PRIVACIDAD