El cerebro y sus juegos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Por: Lights Magazine

En algún momento de nuestra vida hemos odiado tanto una canción pero nos es imposible sacarla de la cabeza, por más que la odiemos hemos caído en cuenta muchas veces que estamos pensando en el ritmo y letra de esa canción, esto no es más que culpa de nuestro queridísimo cerebro.

Gracias a los investigadores de Western Washington University (EE. UU.), se analizaron algunas canciones que eran pegajosas y obtuvieron los siguientes resultados acerca del por qué nuestra mente actúa de esta manera al querer torturarnos así.   

Este fenómeno es muy común, además de que puede ocurrir muy frecuentemente con cualquier tipo de melodía, al escucharla demasiadas veces inconscientemente es posible que caigamos en el tarareo, un ejemplo muy claro de ello es la famosa melodía de “Twinkle, Twinkle, Little Star”, muy utilizada para los pequeñines de la casa misma que es repetitiva y termina por entrar en nuestra mente, pero hay veces en que aunque escuchemos una sola vez la canción no podemos sacarla de nuestra mente. Todo esto por el ritmo pegajoso que posee.

Las ideas y recuerdos crean nuevas conexiones cerebrales. Lo que significa que justo en este momento está creando una nueva conexión en tu cerebro, ¡justo como una computadora! Según el equipo de Kelly Jakubowski, una psicóloga musical de la Universidad de Durham en el Reino Unido, existen tres factores los que influyen mucho en el momento en que se determina si una canción es buena, los cuales son: el ritmo, la forma de la melodía, y unos cuantos intervalos únicos.

Aproximadamente un 90% de nosotros ha experimentado este fenómeno al menos una vez a la semana, además que unos suelen ser más frecuentes que otros.   

Otra de las preguntas que nos hacemos frecuentemente es, ¿por qué si ya no recordaba esta canción otra vez está en mi cabeza?, bien esto se debe a que nuestros cerebros nos ayudan a que esto ocurra, con solo ver o recordar un lugar, una persona o simplemente otra canción, hacen que nuestro cerebro asocie esto con una canción en específico que creíamos olvidada o que tratábamos de olvidar.

SANDÍAS QUE…

Para describir este fenómeno se usó como referencia a un disco rayado, ya que nuestra mente actúa como tal en ciertos momentos como cuando escuchas una canción y te quedas atrapado en un fragmento de la

misma, tales como ese solo de guitarra o el momento en que el cantante le pone más emoción en una parte específica de toda la canción.

De acuerdo con investigaciones recientes, el cerebro cuenta con neuronas glucosentitivas, es decir, sus propios receptores de gusto. No solo el cerebro, también los hay en el estómago, intestinos, páncreas, pulmones, ano (sí, leiste bien) e incluso ¡los testículos!

Alimentarse saludablemente es algo importante para tu cerebro. Se ha descubierto que someterse a dietas extremas o poco saludables provocan que el cerebro literalmente se coma a sí mismo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642

POLÍTICA DE PRIVACIDAD