Sabiduría para la Vida

SABIDURIA PARA LA VIDA: LA REGLA DE ORO

Por: Pastor Joel Sergio Ramírez

 “Traten a los demás como quieren que ellos les traten a ustedes” LUCAS 6:31 (BLA)

En general, la llamada regla de Oro, como se le conoce a esta porción bíblica arriba mencionada y  expresada magistralmente por nuestro Señor Jesús en el Sermón del Monte,  es sin duda,  un principio  pertinente y fundamental  de la  actitud correcta y positiva de una persona en  toda clase de  relaciones humanas. Además,  implica un sentido de ética y  dignificación del ser  humano como tal, en cualquier parte del mundo. Es, también, una excelente ayuda y de gran utilidad para tomar decisiones sabias en nuestro trato de cada día con nuestro prójimo. ¡Y vaya que nos hace falta!

Por lo expresado con anterioridad y considerando la importancia que tiene el uso de la regla de oro en la mejora de nuestras relaciones humanas les invito a reflexionar en la siguiente ilustración:

“Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea. Fue una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias. El martillo ejercía la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar… ¿La causa? Hacía demasiado ruido, y además se pasaba el tiempo golpeando. El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo, dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo. Ante la acusación, el tornillo aceptó su retiro, pero a su vez pidió la expulsión de la lija. Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás. Y la lija estuvo de acuerdo, con la condición que fuera expulsado el metro al cual acuso que siempre se la pasaba midiendo a los demás, como si fuera el único perfecto. En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo, utilizando alternativamente el martillo, la lija, el metro y el tornillo. Al final, el trozo de madera se había convertido en un lindo mueble. Cuando el carpintero se retiró, la asamblea reanudo la deliberación. Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho, y dijo: Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja así con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Así que no pensemos ya en nuestros puntos negativos y concentrémonos más en nuestras virtudes.

La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba solidez, la lija era especial para afinar y limar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto. Se sintieron un equipo, capaces de producir hermosos muebles y sus diferencias pasaron a segundo plano.”

Sin duda que siempre resultará complicado lograr que las personas logren una sana convivencia y una ideal armonía en las relaciones humanas en diferentes espacios donde estas tienen efecto, ya sea en el matrimonio, la familia, el trabajo, la escuela, en fin, donde convergen dos o más personas siempre cabe la posibilidad de que surjan diferencias como en el ejemplo arriba mencionado.

De tal forma que podríamos resumir brevemente y a manera de definición, las siguientes 5 ventajas de aplicar LA REGLA DE ORO en nuestro trato con los demás:

1.- Es un principio simple, práctico y apropiado en nuestro trato con los demás. Solo se requiere utilizar el sentido común y un poco de empatía para imaginarnos estar en el lugar de la otra persona o como se dice: ¨ponernos en sus zapatos¨.

2.- Es una regla aplicable para todos, más allá de toda clase de barreras.  Nunca será demasiado pedir el buen trato de los demás en cualquier parte del mundo independientemente de la diversidad de pensamientos e ideologías que pudieran surgir al relacionarnos.

3.- Es una excelente pauta a seguir en toda clase de decisiones. Es ideal que esté presente en nuestro pensamiento diario sin importar la diversidad de ámbitos de la vida que nos desenvolvemos.

4.- Es un modelo de conducta para nuestra vida y de aceptación generalizada. Es aceptada por la  gente de casi  todos los lugares del mundo en medio de la gran variedad de desafíos de nuestro comportamiento diario.

5.- Es un estilo de vida que da resultados y dirección sólida, previsible y confiable. Nos proporciona al aplicarla, un sentido de armonía y paz interior, sin complicaciones de modas en boga o tendencias culturales.

Finalmente, démosle gracias a Dios porque este principio de vida para relacionarnos con los demás, y que el Señor Jesús nos aconsejó en su santa Palabra, es la pauta ideal y funcional para el cumplimiento cabal de sus más elevados mandamientos: ”Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente” y “Amarás  a tu prójimo como a ti mismo”. ( Mateo 22:37,39 )

Sólo en medida que nos acerquemos a Dios por medio de nuestro Señor y Salvador Jesucristo y le recibamos por la fe como  el Camino, la Verdad y la Vida y el único medio para llegar a Dios, podremos compartir con los demás, el amor de Dios que habita en nuestros corazones y aplicar así, eficazmente,  la regla de oro, como principio divino de sabiduría para la vida.

¡Shalom! Que la paz de Cristo sea con usted y su familia.

 

 

 

 

27 comentarios sobre “Sabiduría para la Vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *