Última Entrega de la 1a Guerra Mundial

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Hacia un Armisticio (1917-1918)

Por: Karla Denisse García – Maestría en Historia por TAMIU

Con Alemania capaz de construir su fuerza en el frente occidental después del armisticio con Rusia, las tropas aliadas lucharon para mantener a raya a otra ofensiva alemana hasta que los refuerzos prometidos de los Estados Unidos fueron capaces de llegar. El 15 de julio de 1918, las tropas alemanas bajo Erich von Ludendorff lanzó lo que sería la última ofensiva alemana de la guerra, atacando a las fuerzas francesas (a las que se sumaron 85,000 soldados estadounidenses, así como algunos de la Fuerza Expedicionaria Británica) en la segunda batalla del Marne. Gracias en parte a la dirección estratégica del comandante en jefe francés, Philippe Pétain, los aliados detuvieron de Nuevo a la ofensiva alemana, y pusieron en marcha su propia contraofensiva sólo tres días después. Después de sufrir bajas masivas, Ludendorff se vio obligado a cancelar una planeada ofensiva alemana más al norte, en la región de Flanders, la cual se extiende entre Francia y Bélgica, y que él había imaginado como la mejor esperanza de la victoria de Alemania.

La segunda batalla del Marne cambió el curso de la guerra con decisión hacia los aliados, que fueron capaces de recuperar gran parte de Francia y Bélgica en los meses que siguieron. En el otoño de 1918, las potencias centrales fueron desentrañando en todos los frentes. A pesar de la victoria turca en Gallipoli, después de la derrota a las fuerzas invasoras y una revuelta árabe se habían combinado para destruir la economía otomana y devastar a su tierra, y los turcos firmaron un tratado con los aliados a finales de octubre de 1918. Austria-Hungría, disolviendo desde dentro debido al crecimiento de los movimientos nacionalistas entre su población diversa, alcanzó un armisticio el 4 de noviembre, frente a disminución de los recursos en el campo de batalla, el descontento en el frente interno y la entrega de sus aliados, Alemania finalmente se vio obligado a buscar un armisticio que pondria fin a la Primera Guerra Mundial el 11 de noviembre de 1918.

 

LA HERENCIA DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

Primera Guerra Mundial acabó con la vida de más de 9 millones de soldados; 21 millones más fueron heridos. Las bajas civiles causadas indirectamente por la guerra numerada cerca de 10 millones. Las dos naciones más afectadas fueron Alemania y Francia, cada uno de los cuales envió alrededor del 80 por ciento de sus poblaciones de varones entre las edades de 15 y 49 a la batalla. La guerra también marcó la caída de cuatro dinastías: Alemania (Hohenzollern), Austria-Hungría (Habsburgo-Lorena), Rusia (Romanov) y Turquia Imperial (Osman).

En la conferencia de paz en París en 1919, los líderes aliados indicaron su deseo de construir un mundo post-guerra que previniera contra futuros conflictos de tal escala devastadora. El Tratado de Versalles, firmado el 28 de junio de 1919, no lograría este objetivo. Al cargar con la culpa guerra y reparaciones pesadas y al negarsele la entrada en la Liga de las Naciones, Alemania se sintió engañado para firmar el tratado, habiendo creído que cualquier paz lograda sería una “paz sin victoria” según lo propuesto por Wilson en su famoso discurso de los Catorce Puntos de enero de 1918. Con el paso de los años, el odio al Tratado de Versalles y sus autores causó un ardiente resentimiento en Alemania que, dos décadas después, se cuenta entre las causas de la Segunda Guerra Mundial.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

- ARTÍCULOS RELACIONADOS -

- DÉJANOS TUS COMENTARIOS -

-- ARTÍCULOS POPULARES --

- ESTAMOS EN FACEBOOK -

- ÚLTIMOS TUITS -

© [wpdts-year] - LIGHTS MAGAZINE Ilumina tu mente es
una marca registrada ante IMPI. Nuevo, Laredo Tamaulipas,
México CP 88270 Tel. 867-719-1642

POLÍTICA DE PRIVACIDAD